domingo, diciembre 16, 2007

ENFERMERAS DE MI AYER

El calor me lleva a somnolencia, debería estar en un Hospital, casi aletargado mi recuerdo dice:

Despertaste esa mañana con malestares generales, dormiste y después de 4 horas el dolor comenzó a localizarse en un lugar cercano al ombligo.

El dolor subía, bajaba, desaparecía al compás de la fiebre. Podías caminar, parecía sólo un cólico estomacal.

5 de la tarde, el dolor ataca; una posta médica, dolor ubicado, recomiendan observación, rumbo al hospital, en zona de emergencia, gente sangrando, la vista ve dolor externo. Tu dolor, nuestro dolor, era interno. (perforación de apéndice)




No hay médicos disponibles, esperar hasta las 6.30 am. Mucha sed, te ponían hielo en bolsas térmicas, secretamente bebiste su agua deshelada.

5 am. Te llevan a rasurar y preparar para la operación, 15 años y con temores, con mucha vergüenza tuviste que despojarte de nuestra ropa interior, estaban mirando tu cosita. Era una enfermera mayor, fuerte y cariñosa.

En la camilla no sentías dolor, un grupo de médicos tratando de dar ánimos, de minimizar miedos, el anestesiólogo con cara de risa, mostrando la aguja grande “todo esto no vas a sentir”. Destino, columna. Objetivo, anestesia general. La colocó, quisiste jugar a no dormir, mirabas a todo lado, contabas, interiormente decías nooo, parpadeaste y dormiste.

Al despertar, toda la familia alrededor. Era domingo, primera vez que dormías, comías y te atendían fuera de casa.

Tu herida cicatrizaría por “afrontamiento”, mientras manaba la infección, dijeron 15 días y te quedaste 23. Apendicitis aguda complica, era tu diagnóstico.

¡Hey!
Vaya que recuerdo eso como si fuera ayer:

-Al hombre gracioso que estaba enfrente mío, contaba chistes que causaban dolor en mi “herida”.
-El hombre de al lado que murió una semana después de que le dieron de alta.
-El hombre locuaz que se hizo disparar en la cara. La bala pegó en sus dientes y se quedo instalada entre el pómulo y el cerebro. Se quedaría ahí la bala.
-El hombre de la mano gigante, se le hincho en extremo, parecía la mano de King Kong.

No recuerdo en que día intenté pararme y me sentí en desequilibrio, no creo que habría olvidado de caminar; pero, no podía hacerlo. Debía apoyarme y practicar alrededor de mi cama.

La felicidad entro por mis ojos, un grupo de 32 enfermeras practicantes en el pabellón de cirugía.







Escogían sus engreídos, les acicalaban, jugaban. Todas jóvenes, nerviosas, me contaban algunas de sus vivencias.

Acostumbrarse a pelar partes púbicas. En el silencio de la noche ellas contaban sus cosas, experiencias vivénciales de carrera, asuntos personales, enamoramientos y la incomodidad con tal o cual médico.

Una de ellas hablaba de una aborto (clandestino), que se complicaba. Las otras recomendaban, proponían a tal o cual médico para enmendar el mal.

La otra nombraba a una mujer a quien cortaron el vello púbico, que era exageradamente grande cual si fuese una ermitaña.

A los que les toco hombres... había tamaños "de cosita" para todos los gustos.

Un adolescente que un poco bebido y calienturiento jugó con una botella, metió su cosita y no la puso sacar. Se desespero y la rompió. Resultado, sangre...

Otra contaba de un mujer que llegó con el marido, el caso era una fisura vaginal. El marido decía que era producto de un exceso en los ejercicios. En confidencia, la mujer contó que había sido producto de una posición acrobática con el amante. ¿Cómo contarle eso al marido?


Una de ellas, solía traerme regalitos, tratarme como a hombrecito. Me ayudaba mucho, tenía buen cuerpo. Me avergonzaba que me llevará y trajera del baño. Sé que hubiera querido más de mí, sé que a ratos me veía como a niño y ratos como hombre cito.






Cuando me dijeron que sería dado de alta en 2 días me puse triste. Sabía que las extrañaría, que extrañaría ese mundo y ámbito. Que nada sería igual afuera. Así fue, Tres años después a algunas lleve a verla en la U, en sus trámites de egreso, mientras yo, recién empezaba.

Por eso sé, que cada uno de nosotros puede adaptarse y acostumbrarse a todo si llega a sentirse bien.



66 comentarios:

reina imposible dijo...

buena historia. se le quedo fijado el tema de las enfermeras? Descubrio todo un mundo a raiz de una infección y con tanta atención alrededor cualquier hombre se siente en el cielo.
un abrazo
reina imposible

LiRio dijo...

muy buena historia...
recorde a un amigo que estuvo muy muy grave y en el hospital por unos meses. #staba feliz, termino pololeando con la enfermera

En fin, habra algo mas rico que sentirse cuidad@?

claro que yo preferiria un ejercito de enfermerOs :)

Unknown dijo...

Amigo:

Quiero regalarte un arbolito
que cubre todo el cielo.

Adornado con Ángeles
de todos los colores y razas
que traen en sus manitas
bellos corazoncitos
llenos de amor
para todos los seres
que habitan la tierra.

Un arbolito que canta
con la música del latir
de nuestros corazones.

Iluminado con luz de las estrellas
para abrir y encender
los caminos oscuros del alma.

Un arbolito que no se apaga
ni desaparece
para que siempre puedas encontrar
eso que necesitas.

Un arbolito lleno de paz
felicidad y amor.

Quiero regalarte este arbolito a ti
y a toda la humanidad
porque es el arbolito
que Jesús creó en mis sueños
para recorrer el mundo
y siempre reine la paz y el amor.


Tarí

Paula... Andrea dijo...

Mira tú como una apendicitis aguda puede dejar tan buenos recuerdos.

Gracias por la visita a mi blog, nos leemos ;-)

Saludos y felices fiestas!!!!!!!!!!!!

A.M. dijo...

Muy buena historia, es increíble como lo narras, con lo poco que me gustan a mi los hospitales y lo has hecho de una manera tan bonita, que hasta ya los veo como un lugar más dulce!
Un abrazo muy grande majete!:)

Canela dijo...

Me gustó tu historia...
Y sí, en los hospitales siempre surgen otras historias entretenidas, que valen la pena escuchar mientras se está enfermo.

En relación a tu comentario en mi blog, simplemente gracias. Pusiste un rayo de sol en un día nuboso, que pensé que no acabaría...

Saludos, enjoy!!

Anónimo dijo...

muy bonito todo sabes... historias de hospital,en las mil y una veces q fui por mi abue, pues me encontraba con gente similar, casos infinitos q algunos hoy me causan gracia por lo peculiares, un señor q se tomo acido muriatico , no murio peor quemo su gaganta,su comida del dia: sopa de gfideo o la clasica crema de verdura, el tio siempre erminaba con hambre , frente a el un abuelito q no podia ni mover un dedo hora de almuerzo el abuelito co su charola de comida: churrasco arroz y pure de papa, el tio iba y le cambiaba la charola , y decia enfermo q come no muere, comico por q se suponia q el queri morir no? jaja, mi abuelo en sus disvariadas confundiendo a las enfermeras con viejas amigas de su "bella epoca", un chico q entro por mismo problema q el tuyo, escuchando musica y leyendo riendo de las cosas q hablan los viejitos , de rato en rato me mira y rie, como diciendo estos viejitos ocmo alucinan, emhice amiga de los doc, de alguans enfermeras , otras la verdad parecian cuarteleras , hay de todo... hoy es solo un boceto de algo guardado en mi memoria, no quiesiera ir al hospital los recuerdos ya no son tan alegres :(
Dios te bendiga
(kes)

Naty dijo...

:) ... buena historia!!! me recordó a un cuento que lei una vez... (no recuerdo el autor)

esta es una de las veces en que cosas malas te dejan algunos recuerdos buenos jejjeeje...

mil cariños para ti, no habia pasado antes por aca por que estoy con muchas cosas... pero no dejo de leerte.

besos

naty.

Unknown dijo...

Me meti a tu blog y no pude parar hasta leerlo entero. Me encanto, esta demasiado bueno. Usted si que trae los ojos abiertos.

Si a veces no escribo sobre tanta cosa es porque acá es aburrido y no hay nada interesante que contar. De todas maneras muy agradecida que hayas visitado mi sitio y espero que sigas pasando.

Saludos desde Minnesota, con -28C .

Lerosaic dijo...

una experiencia q puede ser desagradable se convirtió en algo muy bonito de recordar, me encantó leerlo, cuidate mucho, felices fiestas, beso!

bàrbara dijo...

odio los hospitales. eso pòr ahora,se me parte la cabeza abrazos, gran conversacion la de anoche,

Vivianne dijo...

Pero valgame Dios tamaña intervención, ya convertida en anécdota, peligroso lo tuyo!!!!
La mejor parte las enfermeras visitando tus mejores partes!!!
Muy buen post!!!

Gabriela Palomino dijo...

No quiero saber nada de enfermeras, ni medicos, ni clinicas, etc etc.

Un abrazo, voy más cerca eh...

Lorelay dijo...

No tengo los mejores recuerdos de los hospitales... mi padre pasó meses hospitalizado y al final se fué, así es que cada vez que piso un hospital, mis recuerdos vuelven.
Saludos y besos
Lore

Pd: Por qué será que estas tan perdido?

..."""silvanna"""... dijo...

jajaja por lo general la gente aunque este contenta en cuanto ven el papel del alta salen corriendo!! nada mas que un chico salió con la via puesta y todas sus cosas en la habitacion. jajaja

Bloc de Moda dijo...

muy buenas historias hilvanadas de una manera genial!!

La Isa dijo...

excelente historia, quien iba a pensar q una apendicitis t iria llevar a conocer a gnt tan interesante =)

salu2!

Mery dijo...

A los 14 años me extirparon el apendice...
Mi historial clinico dice "Peritonitis apendicular"
Dolio mucho, pero bueh, baje mucho mucho de peso y eso estuvo bueno... (Ja! comentario estupido..!! ^^)
Pase la navidad en el hospital con mi mamá...
Algun dia te voy a contar...
Hoy solo queda una cicatriz...
Como de todo lo que pasa y significa algo^^...
MUA..!!

Anónimo dijo...

Es agradable recordar cuando en los momentos dificiles que todos tenemos, especialmente en temas de salúd, encontramos personas que nos tratan con cariño y hacen que esos dificiles momentos se conviertan en gratos recuerdos.
Cariños

Sofi dijo...

Afortunadamente no debí sufrir ninguna operación y siempre que concurro a un hospital o clínica es para ver algún pariente o amigo enfermo y en contadísimos casos me dirijo al ala "urgencias" de la clínica más cercana, en donde se ve sangre, gente dolorida y maltrecha pero no muertos ni malheridos (por suerte), aún así: odio los hospitales, clínicas y todo lo que se les parezca, incluso las maternidades, ese blanco inmaculado en sus paredes hace que mi cara tome su color y las piernes tiemblen cual un papel tirado en una calle en plena época invernal por el simple hecho que me recuerdan a los hospitales en donde gente muere a diario y familiares lloran mares por su pérdida.

Saludos!

Pepay dijo...

Muy buena historia. Cuantas vivencias, cuantas historias...Somos muy humanos al final del dia, no?

Saludos cordiales,

Elga

m.e dijo...

Muy lindo!
Besos

♋ Mariposa dijo...

Pensar que en cada parte o extraña vuelta de la vida siempre quedan recuerdos,anècdotas,amigos...
Besos

Evelyn Carolina dijo...

Uy..parece que soy hipocondriaca... ahora me duele todo...

Chau, saludos

Lorelay dijo...

Pasaba a dejar besitos de día martes, espero y estes bien...

Constanza dijo...

hola
no es raro eso de la anestesia general?
como que no te das cuenta y de pronto caiste dormido y no te acuerdas cómo ni cuándo caiste, pero te fuiste a negro y te quedas a disposición de un equipo médico, enfermeras, arsenaleras y de pronto, despiertas en otra pieza, con otra ropa. El anestiesista diciendo tu nombre. Hasta que abres los ojos y el tipo se va. Satisfecho porque no te moriste y quedaste bien.
Es raro ah.
COmo que dejas de ser dueño de tu cuerpo y otros te manipulan, te lavan, te tocan.
Muy raro.
Saludos!

@slz_ dijo...

las enfermeras de laa guera civil española, le bajaban la fiebre a los soldados haciendolos sudar.

*Caritoo* dijo...

guau... para cualquiera una apendicitis es solo una apendicitis, pero tu a pesar de todo el dolor supiste captar todos esos detalles que hacen "emocionante" y conmovedora tu narracion...
Interesante escritor!!
me gustaste

un abrazo

DeNiSe... dijo...

hola..me blogueaste y acabo de ver tu blog en este momento..me gustó tu escrito...me reí y quedé sorprendida con el final.

Mi nombre es Denise Montes, estudio literatura en la USACH, pase a segundo año y me interesaría poder conocerte un poco más, pues ando ilusionada con esto de la carrera y de los libros.

Ojalá establezcamos una buena amistad...
Este es mi mail:
Deckyta@hotmail.com

Te dejo saludos...
Cuidate y sigue escribiendo...

Las palabras nuca acabarán ni las ideas tampoco..

Chau


DMM.

Unknown dijo...

Querida amigo:

Hoy llego hasta aquí para dejarte mis saludos y mis mejores deseos para estas fiestas que se aproximan.

Que Díos te llene de bendiciones a vos, tu casa y tu familia y que en el año que se aproxima puedas cumplir todos tus sueños y , venga lleno de paz, amor y alegría para tu vida.

Con todo mi cariño.

Miri.

P.D: Ya te mandé una postal por correo, pero por las dudas te saludo aquí también.

Anónimo dijo...

está buena la historia!

a mí nunca me han operado...
a mi mamá mil veces
y... a los 21 me dan cuco, te imagino a los 15 en una operación de emergencia...

miedo

seguiré intruseando esto...
a ver qué más encuentro

Anónimo dijo...




A mi me operaron de apendicitis cuando tenia 16 anhos.. fue horrible, tb se me infecto la herida ya que me operaron en verano y el calor hizo que se me infecte todo por dentro... chssss

Eso de reirse cuando tienes un corte en la panzita duele como miercolesssss!!!

Pobechito, te comprendo :)


Un besote en la frentita para que te sientas mejor..


Pd: Yo le veo sus cositas a mis pacientes todos los dias pero nunca he afeitado a uno jijiij.., Gracias a Dios!


Mafa dijo...

Hasta ahora no me han hospitalizado, pero un verano hace 4 años era caserita en una clinica dental universitaria y como tenía tan mal mis dientes y encias pasé por todas las especialidades médicas y conocí a variod dentistas, era como un reality había de todo: romance, comedia, drama, de todo. Un abrazo por navidad

pin up dijo...

lo que dices es tremendamente cierto, a uno le puede gustar todo, si llega a sacostumbrarse a ello. Lo que uno al primcipio encuentra malo, una vez habituado ya no es tan malo, y asi con las cosas malas y las peores.
A diferencia tuya mi relación con las enfermeras no peude estar más lejos del erotismo y mucho más cerca del dolor.....
que te inyectan una cosa, te llenan de mangueras por las que pasan líquidos dolorosisimos..... y te dicen que tienes que ser fuerte, y te rasuran....

UN abrazo!

Lilith dijo...

que lindo el post
me gusto
algunas historias me dieron risa y otras dolor jajaja

si
a veces hay que acostumbrarse

(:


saludos.
mil besos
y
feliiz navidat!

oioioi dijo...

Apendicitis... hmmm la mayoría la padece en la adolescencia... 15 + 15 = 30. Debes de estar por los 30 años.. o más.Las enfermeras practicantes... amigas o enemigas... pues si se fijan en el enamorado de una... no son amigas. Siempre paran poniendo los ojos donde no deben... en los medicos :P. No todas claro está.

Nice el relato.

Visnja Roje dijo...

Markin: Eso lo viví ,pero del otro lado, y la medicina ha avanzado tanto, que ahora las apendisectomías, los dan de alta casi en el mismo día, y si están complicadas, 3 o 4 días maximo, como cambia la vida , tengo algunas historias que contar al respecto.
Bueno, por favor anda a mi blog , hay un regalito para ti.

FELICIDADES¡¡¡¡¡

VISNJA

Dragón del 96 dijo...

Internarme por muhco tiempo en un hosptal/clinica no esta entre mis planes a futuro, pero lo bueno es que al parecer le sacaste el jugo a la situación y conociste ese mundo hospitalario.

Slaudos.

Sophie dijo...

papelucho at the clinic
besos navideños sr.
me dejó un comentario que recién puedo responder hoy... a lo que adjunto, sinverguenzas puaj

titin dijo...

me encanta recordar...

gracias por haberme hecho hacerlo...




me guto tu blog...
con tu persmiso (si me lo das...) lo voy a visitar seguido :D

Alma enamorada dijo...

Muy copado tu post...!
Te dejo salu2!...Suerte en este año que ya pronto comienza, y Felices Fiestas junto a los tuyos!!!

..."""silvanna"""... dijo...

Ya no me kieres?¿ :...(

la verdad ke el video es una marranada...puajjj jejejejeje

Insisto... dijo...

Varías cosas…escribes de pelos como dicen los mexicanos…jojojojo…esa sincronización me hace falta a mi…como q enredo las cosas y las tiro al blossss nomás, y ni sé si alguien entendió mis escritos.

Tiraste tantas anécdotas que cada una tenía inventario en mi cabeza por a b c motivo….sobre tu apéndices, deja contarte que a una amiga muy cercana, se demoraron tanto en este mismo diagnostico, que casi deterioran sus órganos por negligencia…uffff complicao...

Iap.. cariñussss..fili navidad ia???.no pida tanto o sea pida pero disimuladamente jojjojoj ;)

Alejandra dijo...

Tremenda historia, y contada sólo así suena terrible, pero te pasaron tantas historias y conociste tanta gente que de todas maneras valió la pena la experiencia.
Qué estés muy bien
Saludos

Mirvan dijo...

tb estuve en una de esas salas, y recuerdo como mi abuelo me venía a visitarme todos los días y me acompañaba, como queriendo que él estuviera en esa cama y no yo, en cuanto a la enfermeras, no me recuerdo de ninguna y muy probable que sea así debido a que todas eran señoras ^^.

Salu2! que te vaya bien

Pat dijo...

Que bonita historia. me gustó.

La mayor de las felcidades para estas fiestas y buen comienzo de año.

Chau

Anónimo dijo...

Qué morboso y agradable es escuchar las conversaciones de los otros, de los desconocidos... Si te fijas, ya nadie se interesa por nadie: en el metro todos leen, escuchan música vía pendrives, juegan con sus celulares...
y yo, que una vez encontré un romance en el metro, sólo porque ibaabsolutamente distraída de toda "distración", ja!

grax por paar, Marco

Saludos, y felices fiestas de fin de año.

Anónimo dijo...

hola
que entrada tan interesante.

un saludo desde por aca!

jaja los hospitales
jamas he estado en uno,
al menos yo internada nunca

un abrazo!

Brisa de Amor dijo...

Hola amigo markin!!!
el leerte siempre me hace bien, desde tus mensajes tan cariñosos hasta estas historias que nos acercan a realidades que alguna vez pasamos nosotros mismos o alguien cercano!

Gracias por compartirlo!

besos desde Argentina

Negra dijo...

linda historia.. al final es cosa de costumbre a lo bueno, a lo malo, al ser vulnerable, a ser un niño/hombre... hermosa dicotomia...
saludos!

Anónimo dijo...

Gran post, as always!

Felices fiestas

Cariños!

Esther dijo...

Es que en un hospital se ven tantas y tantas cosas acumuladas en un mismo lugar... ...a mí me han contado un montón de historias también y algunas alucinantes.

Es verdad, cuando uno se va de un sitio en el que ha estado a gusto, le da lástima tener que irse. Pero, siempre nos acostumbramos a las situaciones, nos vamos adaptando, aunque incluso pueda costar en el tiempo, bien lo dice un dicho, que dice " A todo se acostumbra uno".

P.D: felizmente pude regresar por estos lugares :)

Saluditos.

Jennipher Lizama dijo...

YO TAMBIEN TENGO MUCHO QUE CONTAR DE HOSPITALES, DOS MESES OBSERVANDO, YENDO Y VINIENDO DE LOS BAÑOS ACOMPAÑADA DE UNA SILLA DE RUEDAS QUE LUEGO DEL MES Y MEDIO SE TRANSFORMÓ EN DOS APOYOS MORALES Y FÍSICOS "MULETAS", LAS HISTORIAS SURGEN DEL LO MAS TRANSFUGO DE LAS PAREDES DE UNA HABITACIÓN, DESDE LOS PELAMBRES DE LAS ENFERMERAS, CUIDADORAS Y AUXILIARES HASTA HIRIENTES PALABRAS DE UNA ESPOSA A
SU MARIDO AL LADO DE MI MERCED SIN CONSIDERACIÓN A MI PRESENCIA, EN FIN...

BUENISIMO TU CUENTO,,,

TODO SUBYUGADO FRENTE A UNA BÁSICA APÉNDICITIS QUE SE COMPLICA...

EN MI CASO, SUBYUGADO DE UNA ESCOLIOSIS SEVERA PROGRESIVA ARRAIGADA...

INSISTO,,, BUENISIMO...


SALUDOS...

ABRAZOS NAVIDEÑOS...


*****JENNY*****

Unknown dijo...

Hola

gracias por pasar a mi blog... y nada con el comentario de la salud jaja.. siempre pasa algo.jaja

saludos

•]•·´º´» TáTa «´º´·•[• dijo...

hOLA..
pasando a saludar
Y espero que te la pases bien en Navidad
Miles de abrazos
Cuidate

Leonor dijo...

Querido
Me he operado tres veces y aún no me puedo acostumbrar a todo ese ajetreo médico que te produce entre susto y su buena cuota de hu8millación, ya que tus partes pudendas son de dominio público en una clínica, desde el médico tratante hasta el más nuevo de los becados.

Cariños

Leonor

Unknown dijo...

no me gustan los hospitales.. felizmente nunca me han operado, pero creo que pasar por este tipo de experiencias te hace ser mas fuerte..

Alpinista Solitario dijo...

La unica vez que estuve en un hospital, y no como visitante, fue hace un par de meses despues de un accidente automovilistico... solo permaneci "una hora y media" que fue lo que duro estar en la cola para que me atiendan y hacerme los 2 costurones que en la la mano y el parpado... realmente fue torturante, y si a eso le sumas mi fobia por los piquetes de aguja... La manera como cuentas la historia hacer parecer que aquellas estancias post operatorias sean como una aventura magica en un mundo de ensueño ...

Samay♀ dijo...

Somos moldeables hasta en las ultimas, mientras busquemos nuestro bienestar, los hopsitales esos submundos ocultos a la vista de los sanos, pero vivenciales para sus habitantes.
Me recordo las comidas con mis primos medicos, en que solo faltaba en enfermo en la mesa jajaja.
saludos

Enfant Terrible dijo...

Me encantó lo que escribiste, y estoy muy de acuerdo con la la ultima linea.
Feliz navidad!

Muack! =)

Mi Angel de la guarda dijo...

FELIZ NAVIDAD!!!!!! Y QUE EL 2008 SEA DE LO MEJOR PARA TI, QUE TENGAS MUCHA FELICIDAD.
UN GRAN ABRAZO

BESITOS MILES
ALAS,....

Luna Agua dijo...

Fue muy grave por lo que pasaste pero al parecer las historias fueron las que te quedaron en la memoria emotiva (o se fantasia sexual?... jaja lo digo por las enfermeras).

Saludos

clauarroyo dijo...

No me gustan mucho las historias de hospitales ¡hay ropa tendida!

¡Feliz Navidad!

Angeles dijo...

es un trabajo muy sacrificado el de estas mujeres, hay mucha entrega y valor.Para ellas toda mi admiración.

Mi abrazo especial en esta Navidad.

markín dijo...

Reina imposible:
jajaja cualquier hombre, parece cierto. Aunque parece fuera en el hombre y la mujer. se siente uno complacido con sentirse en cuidado.

Lirio:
Donde menos se imagina están los lazos de amor.

Tari Alcalín:
Gracias

Paula andrea:
De lo malo, extrayendo lo bueno


Iris:
El recuerdo hecho letra, y mjor cuando el ambiente te da para contar, para aprender, para saber.

Canela:
Encantado mujer, encantado de pasar y dejarme ver.Me es grato leerte.

Keshiel:
Quedan emociones diversas, seguún como lo pase, según comocada uno lo relacione.

Naty:
Los temas de la vdia son llevados al cuento con tanta naturalidad. Cada mañana leo un cuento diario, como para despertarme. Son como mis vitaminas.

Neblina:
Todo es interesante, visto desde otro punto de vista disntinto al de uno mismo. Ay, que frío. Se haría raro para mí sentir las sensaciones del frío extremo, de la gente que duerme en la calle. Hay ello?

Tatiana:
En todo, se debe extraer lo bueno. gracias.

Bárbara:
Piensa en los enfermeros , o los médicos jajaja

Viviane:
No me daba cuenta de lo peligro. Sólo viví el proceso de recuperación.

Gabriela:
Sí, cada vez te siento más cerca. Y no es chiste, cariños.

Lorelay:
Comprensible tu aversión, mezclada con pena. Una mala asociación.

Silvanna:
Jajaja tú, más que nadie sabe de esas vivencias. Quizá seas tú, esa enfermera de mis sueños. Aún me queda en la mente el asco :(

Lore:
En todos los ámbitos se da el caso.

La Isa:
Al menos no tuvo males futuros que lamentar.

Mery:
Un pequeña cicatriz, sensible, da cosquillas ahí. Te hizo bien entonces.

Tizia:
Las pesonas y el entorno, dos puntos externos en los cuals pones los parámetros de sentirte. Ayuda, pero no define.

Sofi:
Mala asociación;pero, bien sabemos que muchas historias se viven dentro de ese ámbito.

Elga:
Libros cerrados que esperan abrirse, cada vida nuestra.

Extraña mujer:
gracias

Mariposa:
Exacto.

Evelyn Carolina:
jajaja cuídado , que no soy médico.

markín dijo...

Lorelay:
de martes? jaja prefiero de miércoles.

Constanza:
Perdeser y confiarse de otros, que más ya queda. Y te pones a pensar que es necesario el otro u otros en nuestras vidas.

Papelucho:
HUmmm qué tipo de sudores serían... buscaré información.

Caritoo:
Gracias. Caunto habrá en ti que aún no soltaste en letra... todos pueden hacerlo.

Denise:
Las puertas de la amistad nueca debieran estar cerradas, siempre hay peros... verdad? Me sería también interesante saberte.

Miri:
gracias por la postal.

Javilina:
jaja, al menos ya estás advertida, quizá te toquen buenos médicos a la vista;pero, mejor si son buenos en su materia.

Truly:
jajaja, entonces, barboncitos nomás? Reirme si que dolía. Al menos en etsos tiempos puedo reirme a placer.

Mafa:
Lo entiendo, mi tía y prima están en eso de atender a sus pacientes entreteniendoles con verso, contando, distrayendo... Cada centro de labores, cada ámbito es escenario propicio para algún suceso.

Pin up:
Puntos de vista y situaciones diversas. Cuantos no habrán salido contentos de un hospital, cargando sonrisas. Cuantos no habrán jurado no volver nunca más.

Lilith:
Para complacer al publico diverso, jaja. quizá a alguno le guste el dolor jaja. La realdiad es dolorosa, uno la anima a su antojo. Si es que puede, claroe stá.

Rosa:
Estas en lo cierto con la edad.jaja al fin y al cabo son sóplo mujeres, con sus debilidades y sus fortalezas. como hombres.

Visnja Roje:
Siempre supe que una apendicitis normal es rápida, 1 día y ya estas listo al tercer día. Arbitros d efutbol y demás. Pero cuando se complica, ahi si que toca cabntar en los días por venir.

Dragón 96:
Que me quedaba. A mal tiempo buena cara. Fuie un premio tener a las parcticaste cerca, cada una con sus vivencias diversas. y yo que nací parlanchín... jaja.

Sophie:
jaja... hay de tdo, en cada lugar y momento.

Titin:
Pase usted, está en su casa. Tome asiento, necesita una bebida, un cafe... algo más?

Alma enamorada:
gracias...

Silvanna:
como que no... sí. un asco de video.

Bellota
De hecho ese día en que me quede en observación, salí del hospital rumbo a mi casa, estaba amedio camino y comenzó a doler otra vez, y regrese. NO hubo dolor por un rato y volvía... a veces se pone así. Una perforazión no provoca inflamación, sólo dolor. Tan diverso cada organismo ¿? suerte.

Alejandra:
Todo deja algo, y podría quedar mucho más en cada ser. tan sólo con contemplar. Muchos pasamos de largo, sin detenernos. Tú lo sabes.

Mirvan:
jaja piña tú, debería ser mandato que a los jovenes les atiendas jovenes.. por edad. jaja Cada día veí a alguien diverso cerca mío.

Patricia:
se agradece el aprecio.

Glorieta:
Cada persona tiene mucho que contar, tiempo nos falta para saberlos a todos. Por eso seleccionamos nuestro entorno. Cuídate.

Wen_g
que bein por ti, no esperes estar mal para concer su interior. Hay mcuhos más lugares por concer.

Brisa de mar:
Es la idea, trasmitir emociones, compartirlas y hasta reforzarlas.

Negra:
UN juego de ideas, mezclado con experiencias. NO es malo jugar.

N.
También para ti.

Esther:
Mentes gemelas seremos? jaja felizmente hay una línea de unión entre tú y yo.

Chocolate:
ay,... cuéntalo. gracias por dejarme saber de ti. Espero en estos tiempos presentes estés muuuucho mejor que en esos tiempos del pasado.

Carolina Sandoval:
Mucha razón, siemrpe ocurre algo.

Tatá:
me estés por aqui. Felicidades para ti también.

Leonor:
ufff. para una jujer mucho más, peor si el ambiente se hace de conocidos.

Carmendelly:
Toda especia de caida te deja marcado, toda experiencias que sale de nuetras fuerzas y emerge de nuestra debilidades dan cabida al temor, y a valorar esta nuestra únioca vida.

Alpinista solitario:
jajaja, cuidado, no te vaya a tocar un experiencias aburrida, como las he visto a mil por ahí. Traumante la espera, siempre la espera. Siempre hay otros seres que sea adelantaron en sus dolores.

Samay:
es ahí cuando entiendes ese ambiente cerrado y de constante tensión por la vdia y la salud de los demás. estar cerca de los males. Estarse cerca de el lado malo del hombre en su bilogñia. Vómitos, eces, pus... agggg

MI angel de la guarda:
gracias.

Luna agua:
lo mejor nomás, como siempre. El dolor también, para cuidarme, para cuidar a mi entorno. valorar al enfermo. etc.

Clau arrollo:
jaja lo sé mujer. Y tiens mucho que contar, pero mejor... en boca cerrada, no entran moscas, verdad?

Persefone:
ciertamente, lo que empieza como aventura de cuidados. Al paso de los años se sabe que es una misión para con salud de los demás. Algunos lo enteindes, otro buscan el provecho.


Finalmente:


Depende todo del entorno en que estamos, de la actitud que ponemos, en la caida se ve quienes estar cerca , quienes lejos. Entendí cuan primordial es la labor que cumple cada una de ellas, no son sólo inyecciones y aventuras de amor, también está el lado de la labor en extremos. Los caidos, los enfermos, necesitan siempre la sonrisa de esos seres que creimos olvidados.