miércoles, septiembre 05, 2007

Markín, años de escolar

Click mental e irse a los 5 años; muchos niños con sus loncheras, formarse y cantar el himno, ver a los otros llorando porque sus mamis se fueron, otros orinándose en los pantalones por no pedir permiso a la profesora. Llorando a la salida porque no los vinieron a recoger.
Mi jardín era un ex teatro, así que estudiaba sobre tarimas, mirando los grandes telones. En algún lugar habían grandes lienzos que servían de fondos para las esporádicas escenificaciones de fin de semana. Cuantos de nosotros no nos vimos impactados por ello, con tan solo mirar, preguntar y luego contar.

Lo de costumbre en los recreos:

-me das tu pan con palta?, te doy mi pan con huevo.
-No me gusta el jugo de zanahoria, dame tu coca cola.
-ay, otra vez pan con queso
-"convicha" tu plátano
Intentar ir a casa y perderse. Quedarse en el camino jugando con los amigos mientras en casa todos preocupados. Llevar a nuestra casa a algún amigo y que éste no sepa donde vive, ni donde está y encima, se ponga a llorar, porque recién se da cuenta que está perdido
Ya a los 5 años tenía la idea de una mujer bonita, oliendo rico, de ojos redondos... se sienten los favoritismos de las profesoras por tal o cual alumno o alumna.

A mis amigos les decía: Yo estudio en el Teatro Orfeón, y ahora me matricularán en la Unidad Bolognesi, el colegio más grande de Tacna.

Yo me iba caminando al colegio, el bus daba mucha vuelta. Llegaba en 12 min. Algunas veces llegaba tarde al colegio, y a los que llegaban tarde les hacían recoger toda la basura de la cancha de futbol, de algún taller; o nos hacían hacer patitos durante 30 min antes de ir a clase. Mi tío tenía la cafetería del colegio. Ingresaba por ahí y nadie se daba cuenta.
Era de aventura llegar a los lugares no permitidos para primaria: la sala de música en el escondido 3er piso, el viejo piano, las guitarras, cuadros misteriosos de la biblioteca, el Taller de fundición que parecía una paraje abandonado, donde a veces se encontraba parejas de escolares dándose besos y más...

Durante el recreo colas para el vaso de leche, de soya y las galletas soda que ya llegaban a aburrir; las profesoras y sus reglasos para hacernos memorizar las tablas de multiplicar. Niños colgados en los arcos de fútbol cual murcielagos, las canchas de tenis y el profesor gritándonos que no maltratemos las raquetas. Pesaban mucho.

En las clases de educación física, dar vueltas a la cancha de fútbol con un neumático en la cintura, jugar voley pensando que nos podiamos volver gay's, basquet para crecer y no quedar enanos...Los fines de año con natación en una piscina amarillenta de tanto uso. Los simulacros de sismo eran como recreos, igual que los ensayos de marcha.

Nacemos sin saber nada, quizá con condiciones innatas que jamás descubrimos, por ello creo que mientras más se experimente, más cerca se está de encontrar el rumbo adecuado. Con nada llegamos, y en el camino de la vida asimilamos cada cosa,buena, mala, pésima; de todo se aprende, hasta de las rupturas.

Cada medio año, en la secundaria, nos cambiaban de especialidad técnica:

1.- Reposteria y Modisteria

2.- Electridad y Carpinteria

3.- Electronica y Mecanica automotriz

4.- Fundición y Soldadura

5.- Dibujo Técnico y Secretariado :-)

Los primeros enamoramientos, ver como a las niñas les crecía el cuerpo. Cartitas secretas sobre el pupitre, mirar las piernas de la profesora, fiestas de cumpleaños, juntas para ir a discotecas; y viajes, jugando ajedrez.
Le hallé gusto al ajedrez, despues de mi operación. No podía hacer deportes así que las neuronas comenzaron a saltar y hacer maratones.
Tiempos idos, tiempos por venir, cada acción con una emoción.

6 comentarios:

La Gata de sus tejados dijo...

Muy interesante tu post, lo has planteado de una manera muy dulce los recuerdos :) y ma haces tener flashbacks tb de mi colegio jeje
Acá saludando, comentando, maullando y devolviéndote la visita :)
Saludos!! :)

Lorelay dijo...

Markin, me encanto leer tu post, siempre atesoramos los recuerdos de nuestro colegio en algún rinconcito de nuestro corazón, claro que a mí no me daban reglazos ni me hacian recoger los papelitos del patio...Pero sí dejaron huellas que son imborrables, como aquella dulce profesora de los primeros años, o las juntas que rara vez hacía con amigas...
Te leo y pienso, ojalá en unos años más mis alumnos recordarán cosas buenas de mi...

D€m€nT¡∂ dijo...

que lindo escrito, bellos recuerdos, me hiciste saltar de vuelta a mi chiquititud y hasta por ahi se salto tambien una sonrisa... yo me identifique con los reglazos jaja... estudiaba en un cole de monjas y estas eran bien estrictas... y yo que era tremendo huracan, andaba de reglazo en reglazo jaja
saludos y gracias por visitarme :)

Pat dijo...

Por mi condición, en verdad en el colegio no la pase bien, en fin... igualmente todo se transformas en recuerdos.
Besos.
Cuidate.

Mi Angel de la guarda dijo...

regresar a la epoca del colegio, es lindo recordar,extraño el cole pero pq la vida fuera de ella es tan dificil que me quedaria alli, no pq me guste el cole, soy sincera, me gusta lo que estudie despues osea mi carrera, pero si deje buenas amigas en esa etapa que hasta ahora no veo, las extraño pero la vida nos llevo por otro rumbo....
bueno tu post
un abrazo, besos
alas,...

markín dijo...

Gatuna:
Así que como lucesitas llegaron tus recuerdos? Todo se relaciona, y todos esos nudos del pasado son expandibles para narrar, pero muchas veces, se llega a aburrir.
Bueno sentir que hay una gata en mi tejado... y de ojos verdes. :)

Lorena:
De todos hay, hasta en la docencia; incluso con sus reglasos, esa profesora era amorosa... era golpe con amor. La recuerdo siempre aunque quizá ella ni se acuerde de mí. :)

Dementia:
Hasta ahora te queda lo traviesa, como vas a estar quitándole los calcetines al novio para que camine sin nada :( jeje, para mí que quieres reglazos nuevamente.

Fab...
Que cosas no habrán condicionado tu vida. Muchas veces son nuestros silencios que nos hacen presa del entorno, del medio.
En tus recuerdos luces del pasado bueno has de tener.

Angel 26
Claramente se ve que nos quedamos con lo bueno de nuestra vidas, y esas cosas malas que nso pasaron de algún quedan muy dentro nomás. Siempre hay camino y fuerzas para volver a caminar y hacer más camino. Donde sea que estés ahora, en el estado que estés, todo es fruto de tu pasado.
chau.